cielo

campos de trigo

aquí, aún no se agosta la primavera
a pesar del envite sudoroso veraniego.
las cosechas serán buenas este año..
pero el cielo, esté magnífico cielo, Seguir leyendo “cielo”

nubes

inseguridad
belleza rota
solitarios parpadeos
busco nubarrones en las aceras
charcos en el cielo
señales
que nunca llegan
amargo vino
en labios ajenos
Seguir leyendo “nubes”

secano

soy secano
terrón negro
paisaje triste, fértil
pero escaso de riego
y cada nube que me cruza
escucha mi súplica

soy secano y sueño
con ser vergel u oasis
pero soy golondrina que vuelve Seguir leyendo “secano”

perdidos

 

Sant Andreu Palomar

perder
perder desconsoladamente
sin fisuras
sin mesura
perder como ganan los buenos
y dejarse llevar por el dolor de la derrota
perder con ganas Seguir leyendo “perdidos”

a Barcelona

duelen tus heridas
Barcelona, pero seguiremos caminando por tus calles
bajo la lluvia, haciendo fotos
a tus grafitis y a tu arte
más que nunca
saldremos con los amigos
a tomar cerveza y recitar poesía
seguiremos caminado sin prisa
sobre tu asfalto..
aunque hoy, este
se haya teñido de sangre… Seguir leyendo “a Barcelona”

Berlín

 

Berlín 1
calles de Berlín

Quisiera estar escribiendo esto cuando realmente se produjo/fabricó/apareció en mi mente, pero la lluvia era intensa y mis pies ya aceleraban el paso hacia la pensión donde me hospedaba. Estaba retrocediendo, siguiendo la senda del río, mientras la lluvia intensamente hacía presencia.

Me había preparado para el mal tiempo, sabía que me lo podía encontrar, pero en ese momento estaba diluviando. Al parecer es así como llueve aquí y mis manos empezaban a sentir como el frío quería colarse por todo el cuerpo. Las calles estaban casi desiertas, pero algunos desafiaban a la lluvia en una especie de eterna guerra: hombre versus inclemencias del tiempo, que no dejaban perder, así como así. El día de antes, sin ir más lejos, cuando nos aproximábamos a la ciudad, el comandante del vuelo informó de la temperatura y de que caía una “fina lluvia” sobre Berlín. Pero mi sorpresa fue ver como para la gente de la calle a esa fina lluvia no la tenían casi ni en consideración. Los niños salían con sus bicicletas, la gente hablaba por el móvil y las conversaciones seguían como si nada ocurriese… hasta que la cosa no se ponía fea, no acudían a reparo. Seguir leyendo “Berlín”

palabras

creu coberta art

 

cuando mi cabeza explota
en cien, mil, pensamientos distintos
cuando creo que no merezco nada

y me siento demasiado solo
demasiado desnudo
demasiado roto
increíblemente feo
increíblemente gordo
viejo
a mis 34 años perdidos
erráticos
agónicos
sin rumbo o camino
y solo me queda esta poesía
esta triste poesía Seguir leyendo “palabras”

aquí

Apopa, San Salvador, El Salvador

y si me pierdo
en sueños rotos
en calles poco convencionales
en poemas mal escritos
en borracheras con desconocidos
en barricadas de palabras
para tropezar de nuevo
y acabar roto, despedazado
tan solo pido
tan solo te pido Seguir leyendo “aquí”

San Salvador

una calle de San Salvador

“Jesucristo viene pronto
prepárate..”
reza en una esquina

avanza el microbús
y un niño se limpia los mocos
con su sucia mano

claxon, aire acondicionado
una señora prepara sin ganas
cebollas para la venta
tirada, como una bolsa de basura
en una acera ennegrecida

Seguir leyendo “San Salvador”

Con orgullo

Los disidentes

En aquella pequeña república, postsoviética, aún no había caído el muro, se alzaban puños al aire y ondeaba con orgullo la bandera de la hoz y el martillo. Allí todo era orden y disciplina, todo tenía que ser como el comandante ordenara. Comunistas, muy mucho, grandes veedores de épicas batallas, tertulianos y sabedores de todo lo que acontecía a su al rededor.

El pueblo aclamaba a su líder, cuando paseaba con su flamante tractor, signo de distinción y progreso. Unidos a la tierra, al sudor de la frente y al trabajo duro. La estampa era completa: mujer obediente y dos sobresalientes hijos, lo mejor de lo mejor de la campiña. Orgullosos de esa nación, se hacían fotografías conmemorativas, reuniones de camaradas y otros idilios sociales, todo era paz y orden.

Pero sobre aquella pequeña e idílica república planeaba una sombra, un viento frío, que penetraba en los ideales de los republicanos avezados. Había gente, de extramuros, que planteaba ideas diferentes. Hablaban con respeto, defendían la libertad de expresión y cada uno tenía su propia voz… Disidentes envenenando las mentes puras y naïve de ese gran/pequeño país. Seguir leyendo “Con orgullo”

campos baldíos

Badalona

me siembra la duda
la idiota duda
la siempre duda
la esquelética duda
la vil duda
la sombra de la duda
el miedo de la duda
los nervios y la duda
las cicatrices y la duda
me miente la sombra
la duda de la sombra
la mala sombra de la duda
Seguir leyendo “campos baldíos”