507

img_0597
Lluvia y vías

Tengo una felicidad de bolsillo, de esas que puedes sacar cuando necesitas, pero si la tormenta es fuerte, hasta los huesos te cala el agua. Tengo una felicidad barata, cuesta menos de cuatro euros y se plega fácilmente, cuando la cigarra canta.
Tengo una felicidad made in China, aunque ella es muy de aquí.. los señores mientras tanto, los de la felicidad alargada y gabardina, la lluvia apenas rozan, solo el trocito ese entre el parking y la marquesina.. y chillan.. para llegar a la oficina y hacer su pequeña historia mientras se toman el café. Ellos tienen la felicidad polvorienta, pero cuando necesitan, tiran de hijos y nietas. Aunque hipotecados, los señores no se mojan, su “felicidad” no se lo permite.
Ellos, los que levantan España (una grande y empapada de necesidad hasta las trancas España) siguen con su día a día.

Nosotros, los rotos, paraguas del chino y felicidad de bolsillo.. somos aquella mancha en la ventana que se empeña en no patalear, cuando la lluvia, les inunda hasta las entrañas.

Alex [a-m] y un día de lluvia

2 comentarios en “507

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *