Raval

Me han dicho que en el Raval
es donde beben ahora los bohemios
me han dicho que los hipsters
abren peluquerías de moda
pero que aún huele a meado
en muchas de sus calles.

Me han dicho que aquí
aún está viva la poesía y que algunas noches
fluye en un micro abierto.

Me han dicho
que un viejo amor me trajo de su mano
y que mi corazón, en sus calles quedó preso.

Imperfecto, bello,
borracho y de tendencia desbocada
así… es como los quiero.
[a-m]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *