hombre desnudo I

no quedes esperando, aquel abrazo que en edad crítica, quedó pendiente en una sala aséptica… amordazado por las circunstancias, junto a las lágrimas amargas que tuviste que tragar.. océano que ahora, parte tu alma..

y vas.. alicayéndote por el mundo, a la espera de ese ayer que nunca llega, por qué es hoy ya el mañana que tanto ansiabas…

y te vas rompiendo con desconocidos, que no entienden tus heridas, qué no pueden ayudarte.. sexo, quizás algo de compañía.. luego se marchan volando con sus alas perfectas .. a los nidos de la cima…

mientras tú, te agarras en el borde de un precipicio cualquiera.. diario.. rezando, que tus alas quemadas puedan tomar algo de impulso y no estamparte contra el suelo.. 

llegas al abrevadero, no sin esfuerzo.. donde todos posan con sus medallas y su buena planta..  retos pulidos.. alas sin suciedad..

metales preciosos al aire.. 

te gritan las pesadillas.. para que cumplas con el rol asignado.. y no preguntes demasiado.. espabila, como todos.. ¿es que acaso no lo ves? 

no levantes ciertas piedras te dicen.. que allí anda escondido el diablo.. revoloteando va, entre dos piernas escondida, esa serpiente viperina..

soñolienta pesadilla ahora te levantas.. golpeándote contra la vida.. un café quizás solucione algo y deje el pasado en el pasado.. y así escribir unos versos, pintar un boceto.. una canción.. enamorarse, o tan solo contemplar la idea de ello.. o ella.. arreglar las alas.. y bordarles peluquines en los agujeros.. piel sintética, esperando con ansia, alzar el vuelo..

 

[a-m]