los conquistadores

Santa Ana, El Salvador
frutas en un mercado

Horas de vuelo -muchas-, paisajes diferentes, aviones, maletas y gente en movimiento. El impacto recibido, el welcome de la realidad centroamericana no tardó en hacerse notar, ni fue sencillo de asimilar.

Las costuras (cicatrices de algo aún demasiado cercano) estaban a flor de piel. En las calles, en los “autobuses”, en los mercados, en los centros comerciales… Allí donde fueras te atrapaba esa angustiante sensación.

Las calles de San Salvador [ciudad cicatriz] eran reflejo de ello, de aquel fantasma con cara difusa. Había un peso sobre su gente, que infatigablemente se percibía en sus rostros. El peso de la violencia, de los coches con las ventanillas tintadas, las vallas de espinos en los tejados, las metralletas a la vista, las rejas y los búnkers habitados. Seguir leyendo “los conquistadores”

ramas

San Salvador, El Salvador
San Salvador, El Salvador

hay ramas
electrocutadas por el destino

hay pájaros, enjaulados
en plena libertad

hay destinos arbóreos
también árboles, con dignidad Seguir leyendo “ramas”