la bolsa

tram y vía

Tú, tendrás que quitar la bolsa que ocupa un espacio vacío en el tren. Lo suplirás, con una compañía efímera, un pasajero más de la vida. Quizás haya sexo, quizás haya incluso un café por la mañana. Pero la bolsa, siempre será tu fiel compañera.

Buscas y rebuscas en ella, como si escarbando en los submundos de la bandolera, pudieses encontrar la felicidad. Quizás eso no. Pero un clínex sí, un periódico caducado, un trago de agua o una corbata sin ganas de trabajar.

Alguien ocupará el lugar de tu bolsa de inseguridades, alguien colmará el asiento vacío al lado tuyo, pero nunca quedará suplido el vacío que ella llena.

Inseguridades en bolsa, pasajeros extraños y cruces del destino. Seguir leyendo “la bolsa”