Berlín

 

Berlín 1
calles de Berlín

Quisiera estar escribiendo esto cuando realmente se produjo/fabricó/apareció en mi mente, pero la lluvia era intensa y mis pies ya aceleraban el paso hacia la pensión donde me hospedaba. Estaba retrocediendo, siguiendo la senda del río, mientras la lluvia intensamente hacía presencia.

Me había preparado para el mal tiempo, sabía que me lo podía encontrar, pero en ese momento estaba diluviando. Al parecer es así como llueve aquí y mis manos empezaban a sentir como el frío quería colarse por todo el cuerpo. Las calles estaban casi desiertas, pero algunos desafiaban a la lluvia en una especie de eterna guerra: hombre versus inclemencias del tiempo, que no dejaban perder, así como así. El día de antes, sin ir más lejos, cuando nos aproximábamos a la ciudad, el comandante del vuelo informó de la temperatura y de que caía una “fina lluvia” sobre Berlín. Pero mi sorpresa fue ver como para la gente de la calle a esa fina lluvia no la tenían casi ni en consideración. Los niños salían con sus bicicletas, la gente hablaba por el móvil y las conversaciones seguían como si nada ocurriese… hasta que la cosa no se ponía fea, no acudían a reparo. Seguir leyendo “Berlín”

los conquistadores

Santa Ana, El Salvador
frutas en un mercado

Horas de vuelo -muchas-, paisajes diferentes, aviones, maletas y gente en movimiento. El impacto recibido, el welcome de la realidad centroamericana no tardó en hacerse notar, ni fue sencillo de asimilar.

Las costuras (cicatrices de algo aún demasiado cercano) estaban a flor de piel. En las calles, en los “autobuses”, en los mercados, en los centros comerciales… Allí donde fueras te atrapaba esa angustiante sensación.

Las calles de San Salvador [ciudad cicatriz] eran reflejo de ello, de aquel fantasma con cara difusa. Había un peso sobre su gente, que infatigablemente se percibía en sus rostros. El peso de la violencia, de los coches con las ventanillas tintadas, las vallas de espinos en los tejados, las metralletas a la vista, las rejas y los búnkers habitados. Seguir leyendo “los conquistadores”

ramas

San Salvador, El Salvador
San Salvador, El Salvador

hay ramas
electrocutadas por el destino

hay pájaros, enjaulados
en plena libertad

hay destinos arbóreos
también árboles, con dignidad Seguir leyendo “ramas”